Diario Junio 2023

La lluvia. Tras un verano prematuro, las últimas semanas de mayo nos regalaron aguas celestiales. El otoño pasado apenas trajo las lluvias habituales, así que esto es muy bienvenido. Los precios del aceite de oliva han subido en las últimas semanas en previsión de la primavera seca de este año, cuando las aceitunas ya han empezado a formarse tras la floración de los olivos. Por suerte, cuando no llueve tenemos suficientes recursos hídricos para mantener nuestros árboles y plantas felices y prósperos. Sin embargo, no hay nada mejor que un buen chaparrón en el que todo se empapa y las ramas y las hojas se limpian de todo el polvo y la suciedad. El suelo también recibe una buena limpieza y la acumulación de sales se disuelve y se lava. El aire también se limpia y el agua se lleva todo el polen y otras partículas finas. Vivir en un lugar así te hace apreciar la bendición del agua dulce que cae del cielo; cuando reflexionas sobre ello, la lluvia evoca asombro y maravilla.

El jardín del Asharum Nijar: De vuelta a las raíces

La temporada hortícola vuelve a cambiar y otras frutas y verduras ya están listas para ser cosechadas y plantadas. Nuestras pasifloras empiezan a mostrar sus apasionados frutos y las alcachofas que no se han comido empiezan a florecer. Nuestras jacarandas están floreciendo dando un bonito toque de púrpura a nuestro jardín. Las moreras, inesperadamente, ya han dado sus frutos y hemos tenido el placer de compartir la experiencia de comer bayas blancas y negras directamente del árbol. Plantamos calabazas, espinacas y maíz y seguimos experimentando con otras frutas y verduras. Nos lleva algún tiempo acostumbrarnos a los patrones climáticos locales y al ritmo de esta tierra; conocer el tipo de plantas que gustan aquí y descubrir cuáles necesitan algún cuidado, protección o nutrición extra. La revitalización del suelo es una profesión en sí misma, que nos desafía a observar y escuchar atentamente y a aprender a vivir en armonía con nuestro entorno.

Los plátanos de nuestro primer círculo bananero dejaron de crecer en invierno y empezaron a mostrar signos de crecimiento de nuevo hace aproximadamente un mes. Desde hace una semana más o menos parecen estar madurando; cambiando de color de un verde oscuro intenso a uno más claro que se inclina hacia el verde amarillo. Normalmente estas frutas necesitan unos 4 meses para madurar, pero ya llevan más de 6 meses en los árboles y hace unos días decidimos cortar uno de los racimos de un árbol cuyos plátanos superiores empezaron a amarillear. Necesitamos algo mas de paciencia para conseguir la maduracion final pero no podemos esperar a probar nuestros platanos cultivados en casa. Una nueva flor fue vista la semana pasada asi que quizas esta flor produzca platanos maduros en octubre.

A lo largo del jardín también vemos un cambio en las plantas inesperadas y no previstas que crecen aquí. Cuando llegamos veíamos sobre todo plantas resistentes, con pocas hojas y fuertes raíces pivotantes. En los últimos años hemos estado sembrando hierbas y flores locales y este año empiezan a aparecer en lugares donde no las esperábamos. Parece que les ha empezado a gustar su nuevo hábitat. También los insectos están descubriendo nuestro delicioso jardín. Vemos una mayor variedad de insectos y algunas avispas más construyendo sus casas de verano en nuestro jardín.

Construir y mejorar

Las dos nuevas habitaciones de invitados más grandes están casi terminadas. La terraza adyacente entre las habitaciones y que da al jardín está nivelada y se está alicatando actualmente, lo que dará un aspecto totalmente nuevo a esta zona. La cocina, muy bien aprovechada, florece con los impulsos de una variedad de cocineros de distintas procedencias y que se inspiran mutuamente para probar recetas nuevas y sanas. La panadería casera ha descubierto algunas nuevas recetas de pan, en parte inspiradas por las necesidades de los huéspedes, como la elaboración sin gluten de un esponjoso pan hecho únicamente con arroz, agua y levadura y un pan (más parecido a un pastel) de tahín, huevos y flor de garbanzo. También se probó otro pan hecho con todo tipo de semillas, avena y frutos secos, nacido de la necesidad de un tentempié sano parecido a una galleta, y que se ha convertido en uno de los favoritos de la casa. En un rincón se está elaborando kombucha y también hay planes para hacer chucrut casero, kimchi y tempeh.

¿Siente ya el gusanillo de saborear y disfrutar de este hermoso lugar? Le invitamos a acompañarnos un rato; a inspirarse y a dejarse inspirar.

Compartir :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantente al día

¿Le gusta nuestro proyecto?

Suscríbase a nuestro boletín y reciba la revista mensual en su correo electrónico

Nunca hacemos spam, tampoco nos gusta.

Mantente al día

¿Le gusta nuestro proyecto?

Suscríbase a nuestro boletín y reciba la revista mensual en su correo electrónico

Nunca hacemos spam, tampoco nos gusta.

SOLICITUD DE RESERVA

Rellene el siguiente formulario y en breve nos pondremos en contacto con usted.
Información de contacto
Selección de retiros
Información adicional que debemos conocer