Diario Abril 2024

Jardín de Nâm Living

Esta edición se inspira en el trabajo de paisajismo y las aportaciones de Chris de Waard. Chris nos ayudó desde el principio a revivir y dar forma a lo que una vez fue un trozo de tierra reseca y casi perdida que, sin embargo, con la dedicación de unos pocos pioneros y el apoyo visionario de Yoginâm, tenía el potencial de convertirse en un oasis andaluz de tranquilidad.

Es domingo 31 de marzo, temprano por la mañana en un día lluvioso. Dos visitantes entran en el Jardín para orientarse. Se dirigen a una clase de yoga los domingos por la mañana. Recientemente se han quedado aquí para disfrutar de un evento, pero hoy han venido a ayudar a Chris en el Jardín. La estufa de leña tiene un fuego agradable e irradia un calor confortable. Justo después de la clase, comienza la meditación matinal. En silencio, la gente entra en la sala. Tras el traqueteo, se hace un profundo silencio, con un amistoso tintineo de lluvia primaveral contra las ventanas.

Cuando llueve, hay que comportarse según un día lluvioso

Tomamos un café y decidimos qué hacer. Según las previsiones, mañana hará mucho mejor tiempo; ¡hará mucho sol y no lloverá! Así que cambiamos de planes. "¡Volvamos mañana!" Pero, ¿será posible hacer todos los preparativos a tiempo para la siembra y la plantación previstas? Afortunadamente, el día siguiente fue muy agradable y, para sorpresa de todos, ¡incluso acabamos antes de lo previsto!

Fue curioso descubrir que la lluvia para uno no es lo mismo que para otro. Para los agricultores españoles la lluvia, en esta zona semidesértica, es una gran bendición. Pero para un huésped inglés acostumbrado a ella y que espera bañarse en el sol del cielo andaluz, la lluvia es una especie de decepción. Mientras que para uno, trabajar bajo la lluvia es una experiencia agradable y fresca, para otro puede ser una situación incómoda que es mejor evitar, incluso llevando ropa adecuada...

Las experiencias siguen al sentido

Me recuerda un pasaje que leíamos la semana pasada en nuestro grupo de lectura SIWEB. "La experiencia siempre está determinada por el 'Yo/Mundo' único que eres". ¡Ya lo creo! Yoginâm lo describe con el ejemplo de "sentarse en una barca en un lago": "Todos tus sentidos y tus pensamientos determinan que 'Yo/Mundo' sea en ese momento la Experiencia de estar sentado en una barca en un lago". "(...) Te puede gustar estar sentado en la barca o no gustarte estar sentado en la barca" y encontrarlo natural o extraño". Esto queda claro cuando "te sientas en la barca y de repente recuerdas un compromiso que habías olvidado". De repente, la situación adquiere un significado completamente distinto y puede que ahora quieras algo diferente a ser la Experiencia de estar sentado en una barca en el lago. De repente ya no te gusta y puede que quieras volver urgentemente. De este modo, los impulsos del Espíritu se suman a la "Experiencia de estar sentado en la barca". Lo que nos gusta o no nos gusta puede parecer completamente normal y natural, pero es el resultado del modo en que nosotros mismos damos forma a la Experiencia.

De la economía a la ecología

El alcance de este fenómeno se refleja a menudo en la vida de las personas que experimentan un cambio fundamental. A veces, este cambio viene provocado por las circunstancias, a veces por un sentimiento creciente de que falta algo. En todas las situaciones uno empieza a preguntarse cosas fundamentales. Lo mismo le ocurre a Chris, que trabaja como paisajista ecológico y nos ayuda a cultivar un jardín sostenible, bello y comestible. Chris empezó sus estudios y su carrera trabajando en el mundo de las finanzas, pero su paradigma de crecimiento no le aportaba plenitud. El crecimiento, de forma lineal, tiene su valor, pero la visión es incompleta y, por tanto, crea crisis fundamentales. Así que, en lugar de aspirar a aumentar los beneficios, a Chris le pareció mucho más interesante estudiar cómo funcionan juntos distintos aspectos y descubrió que enriquecer un entorno es mucho más beneficioso que agotarlo. La diversidad le pareció mucho más estable y fiable que las formas monoculturales de control. Descubrió que vivir con la naturaleza es mucho más sano y satisfactorio a largo plazo que un enfoque dominante. Así que empezó a estudiar biología y encontró el camino hacia la arquitectura paisajista ecológica. Ahora trabaja a tiempo parcial sobre el terreno en proyectos reales y a tiempo parcial como profesor compartiendo su experiencia única. Por supuesto, sigue necesitando ganarse la vida, pero ya no tiene la idea de necesitar "más". Esto permite a Chris la libertad de donar su apoyo y experiencia a proyectos como el nuestro. Al contribuir a un medio ambiente sano, está viviendo su filosofía. Una vida mucho más plena.

Del egocentrismo al ecocentrismo

Chris: En una sociedad urbanizada, las ciudades se han convertido en el hábitat normal del ser humano contemporáneo. Sin embargo, la vida en la ciudad nos aleja de la propia naturaleza de la que depende nuestra existencia. Formamos parte de esa naturaleza y estamos en constante interacción con ella. Pero, ¿somos capaces de ver las consecuencias de nuestro comportamiento? En lugar de situarnos en el centro, podríamos explorar el mundo en que vivimos y estudiar cómo funciona todo en conjunto. Cómo influyen determinados acontecimientos en ese todo y, por tanto, también en sus partes. Podríamos intentar rastrear y cultivar lo que es beneficioso para ese todo y evitar lo que es perjudicial. En este sentido, trabajar en un jardín puede ser como una brújula moral. Una forma tangible de redescubrir la interdependencia de todo y de tener más en cuenta el valor que tiene su contribución al equilibrio. Cuando ponemos ese todo en el centro, nos convertimos en una causa diferente. Trabajar en un jardín y formar parte de él ayuda a configurar una forma de vida completamente distinta, más holística.


De la ciudad al Estado

Chris: Caminando por Ámsterdam me llamó la atención, al ver todos esos grandes edificios con mucha gente viviendo y trabajando allí, que todas esas personas estaban sentadas en cajas separadas. Cada uno por su lado, muchos de ellos solos, viviendo sus vidas sin tener un sentido natural de relación; alejados unos de otros, alejados de la naturaleza y, por tanto, también de sí mismos. No es de extrañar que para tanta gente se esté perdiendo el sentido de la vida. Trabajar en un jardín ecológico y estar en un lugar como el Jardín de Nâm puede devolver un sentido más natural a la vida. En lugar de gobernar la naturaleza, podemos trabajar con ella y aprender a sustentar la vida de forma más óptima. El asombro y la maravilla pueden regresar y, a partir de estos estados, la orientación de la vida también puede cambiar. Hacia una perspectiva más abierta en la que sea menos lógico competir y controlar y más natural navegar y sentirse conectado.


Consejo sobre cine ecológico de Chris: Biggest little Farm

Compartir :

Un comentario

  1. Una muy buena historia de Chris en este hermoso domingo en La Haya. Hay mucho que agradecer. ¡Gracias, gracias a la naturaleza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantente al día

¿Le gusta nuestro proyecto?

Suscríbase a nuestro boletín y reciba la revista mensual en su correo electrónico

Nunca hacemos spam, tampoco nos gusta.

Más

Diario de marzo de 2024

Vivir en el jardín de Nâm Comenzando con fuertes vientos y un poco de lluvia, febrero mostró los primeros signos de una primavera que se acerca. Por la noche y a primera hora de la mañana el aire sigue siendo fresco y se necesita una chaqueta. Durante las meditaciones y en las habitaciones, las estufas crean un ambiente agradable. Estamos agradecidos por la

Leer Más "

Diario Febrero 2024

Jardín de Nâm Living Aunque astronómicamente hablando el año nuevo ya había empezado el 21 de diciembre, culturalmente visto un año nuevo empieza con el mes de enero. Y lo hizo suavemente para nosotros con sólo unos pequeños fuegos artificiales a lo lejos en una mañana de lunes muy agradable. Pasó casi desapercibido aquí en el Jardín de Nâm

Leer Más "

Diario de enero de 2024

Prólogo Por la mañana, mientras escribía y editaba este diario, llegó un nuevo obrero de la construcción. Había oído hablar de este lugar y tenía curiosidad por ver cómo era nuestra "iglesia", según la expresión de su colega rumano ortodoxo. El hombre venía de Marruecos y quedó impresionado por la elegante sencillez de nuestra sala de meditación. "¿De qué religión eres? preguntó.

Leer Más "

Diario Diciembre 2023

El Jardín del Centro de Retiros Nâm En el momento de escribir este boletín se está instalando por fin la estufa de leña en la sala de meditación. Por fin, porque los días más fríos del año, más fríos según la comprensión andaluza, han llegado inequívocamente. Aunque el toque de aire fresco nos parece un regalo, después del calor veraniego de clima semidesértico, también hemos aprendido

Leer Más "

Mantente al día

Suscríbase a nuestro boletín, manténgase al día de los próximos eventos y reciba la revista mensual en su correo electrónico.

Nunca hacemos spam, tampoco nos gusta.